Ingresar

Lunes, 21 De Mayo De 2018

Escuchar:
FM Pehuenche
Noticias

Inicia el juicio a Luciano Cabral

15 de Mayo - Hoy el principal foco de atención estará puesto en la Primera Cámara del Crimen, a cargo del juicio contra el futbolista Luciano Cabral, su padre José Cabral, Axel Olguín y Brian Santana, todos acusados del homicidio de Joan Villegas, ocurrido en Alvear el 1 de enero de 2017.

Es sabido que la presencia de este deportista ha generado mayor expectativa en un debate que se prevé podría durar hasta el 28 de corriente, con un paréntesis de tres días por el fin de semana largo del próximo 25 de mayo.

Se estima que Gustavo Nedic y Tíndaro Fernández, abogados del ex jugador de Argentinos Juniors, pondrán sus argumentos para lograr la excarcelación de su defendido. Dirá, a la hora de alegar sobre el rol de Luciano en el hecho, que acudió al lugar donde murió Villegas, pero lo hizo luego de la pelea que derivó en el trágico episodio. De esa forma los letrados intentarán demostrar que la sangre de la víctima que apareció en las zapatillas del futbolista no implica que él haya participado del crimen.

Más allá de la estrategia de la defensa, la situación del deportista se prevé complicada, más aún si se considera que la fiscal de la instrucción, Ivana Verdún, en ningún momento dudó de la presencia del jugador en el hecho y es lo que el fiscal de cámara, Norberto Jamsech, seguramente sostendrá durante el debate.

En tanto, desde el entorno de los Cabral, el objetivo es atribuirle el hecho al “Mono”, como apodan a José Cabral, el padre del jugador. Es que este hombre mantuvo un conflicto previo con Joan y eso habría sido el detonante de la pelea que terminó con la violenta muerte del joven.

Recordemos que están acusados de homicidio agravado por haber matado a golpes, utilizando piedras e incluso un pedazo de hormigón, a Joan Villegas (27).

Este trágico episodio fue el primer crimen de 2017, cuando a Villegas lo sorprendieron frente a un quiosco en un callejón del barrio Inmigrantes, en General Alvear, donde todos residían.

Trascendió asimismo la posibilidad de realizar un juicio abreviado, es decir utilizar esta figura jurídica para beneficiarlo ya que “se le hace a un imputado en el cual se le impone una pena, por la comisión de un hecho de carácter penal, prescindiendo de la oralidad, la contradicción, la publicidad y la producción de pruebas, previo a la conformidad entre el ministerio público y el imputado”, según lo definen los juristas.

De concretarse el debate oral y público, el Tribunal que integran los jueces Julio Bittar, Ariel Hernández y Carlos Parma deberá primero determinar el papel que cada uno de los cuatro imputados tuvo en el crimen y a partir de allí, establecer el dolo y grado de culpabilidad, entre otras circunstancias, por lo que las penas podrían ser muy dispares.

Fuente: Diario San Rafael

por Juan Pablo Navío