Ingresar

Sábado, 20 De Julio De 2019

Escuchar:
FM Pehuenche
Noticias

YPF también también aumentó los combustibles

30 de Marzo - La empresa lo confirmó horas después de que Shell informara una suba del 9,5%

Luego de que la petrolera Shell aplicara desde este sábado en todo el país un incremento del 9,5% promedio en sus combustibles, YPF hizo lo propio, aunque la suba en la empresa argentina será del 4,7% en promedio.

Así lo confirmó YPF en un comunicado en el que reveló que desde este domingo, el litro de sus naftas Super e Infinia subirá un 4,55% al tiempo que los combustibles diésel (D500 y Infinia Diesel) aumentarán un 4,89%.

De esta forma, el litro de Super e Infinia trepará hasta $ 40,43 y $ 46,65 respectivamente; mientras que el litro los combustibles D500 e Infinia Diésel subirá a $ 37,94 y $ 44,40respectivamente.

"Los aumentos reflejan el efecto de variables clave para la conformación de los precios, como son el aumento en el ICL (Impuesto al Combustible) e IDC, el tipo de cambio y las variaciones en el precio del Brent", destacó el comunicado difundido por YPF, que además sostuvo que la empresa "ha venido buscando adecuar dinámicamente sus precios en los últimos meses, a fin de atenuar el impacto de los aumentos en el consumo de naftas y gasoil". En ese sentido, la empresa aseguró que en el último semestre "el mercado ha sufrido una baja del 6,3%".

El último aumento impuesto por YPF había sido hace poco más de un mes: en ese momento las subas habían sido del 2,8% en promedio.

Por su parte, el aumento de Shell fue el tercer ajuste en lo que va del año. La fuerte suba se dio luego de que el dólar aumentara más de 10% a lo largo de marzo. En la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, el litro de nafta V-Power quedó a un paso de los $50 al saltar a $49.98; la fórmula súper quedó en $43,36; la V-Power diesel en $47,98 y en $41,39 la fórmula Diesel.

El incremento, que resultó muy superior a lo esperado, también está vinculado con el alza del crudo y el aumento del Impuesto al Combustibles (ILC), el cual se actualiza por la inflación del último trimestre y que el Gobierno decidió desdoblar entre marzo y abril.

En tanto, durante los primeros días del año la empresa había decidido rebajar el precio de sus combustibles en menos de 1% luego de que su competidora YPF lo hiciera. La nueva suba de los combustibles tendrá un impacto directo en la inflación, que trepó en febrero a 3,8%, dado que es una herramienta clave para trasladar los alimentos.