Ingresar

Saturday, 21 De May De 2022

Escuchar:
FM Pehuenche
Noticias

Casi 600.000 mendocinos están por debajo de la línea de pobreza, según el informe local

10 de Mayo - La indigencia subió en las zonas urbanas de Mendoza y la pobreza es del 41,1%, conforme el estudio anual de la Dirección de Estadísticas e Investigaciones Económicas (DEIE) basado en la Encuesta de Condiciones de Vida

Los crudos números del informe anual de la Dirección de Estadísticas e Investigaciones Económicas (DEIE) del Gobierno provincial arrojaron que 591.140 personas están por debajo de la línea de pobreza en Mendoza. De ellas, 77.668 aproximadamente son indigentes.

Esos datos responden a población de zonas urbanas de la Provincia que se calculó en un total de 1.438.296 repartidas en 425.800 hogares.

El porcentaje total de pobres en estas zonas, a octubre de 2021, es del 41,4. De esos, un 5,4% es considerado indigente.

Si los circunscribimos al Gran Mendoza, los números difieren. La pobreza baja unos puntos para situarse en el 38,4%; mientras que la indigencia queda en el 4,7%.

Diferencias entre la medición de la pobreza de la Nación y la de Mendoza

La DEIE basa sus datos sobre la incidencia de la pobreza y la indigencia en Mendoza en las mediciones realizadas por la Encuesta de Condiciones de Vida (ECV) junto con la valorización de la Canasta Básica Alimentaria (CBA) y la Canasta Básica Total (CBT).

Mientras que el INDEC lo hace partiendo de la Encuesta Permanente de Hogares (EPH) que releva el organismo estadístico oficial, tomando 31 aglomerados urbanos de todo el país.

Según el último informe nacional, la pobreza en el Gran Mendoza fue del 44,6%, en el segundo semestre del año pasado; mientras que la indigencia fue calculada en un 7,2%.

Esos porcentajes reflejaron que 462.428 de las personas del Gran Mendoza son pobres y casi 75.000 son indigentes.

Foto: Martín Pravata

En su momento, cuando estos números fueron dados a conocer por el INDEC, el gobernador Rodolfo Suarez cuestionó las cifras y dijo: "Esperamos que las instituciones sean serias y que no se distorsione la información por cuestiones políticas".

El director de Estadísticas, Facundo Biffi, fue más cauto, a la espera de este informe anual que se presentó el lunes, aunque sí expresó un llamado de atención dado que en el período analizado el empleo había crecido en Mendoza.

Lo que espera para terminar de hacer su análisis es la devolución del tercer trimestre que el INDEC hace de la base de la medición y que se dará a conocer el 15 de mayo. Con esos números se podrá tener un panorama más claro de las razones de las diferencias entre la Nación y la Provincia.

"¿Qué pasó en ese último trimestre que en una provincia como Buenos Aires, donde el mismo Kicillof dice que la situación no da para más y el desempleo creció, la pobreza bajó? ¿Significa entonces que aquel que está sin trabajo en Buenos Aires es menos pobre que el que tiene trabajo en Mendoza?", decía retóricamente el mes pasado Biffi esperando por aquellos números del INDEC.

Los números de la pobreza en Mendoza

La Provincia realiza el relevamiento desde el 2004 en los 18 departamentos, teniendo en cuenta la división de los mismos en zonas urbanas y rurales.

Como decíamos, por debajo de la línea de pobreza se encuentra el 41,1% de la población de zonas urbanas de la Provincia; mientras que un 5,4% está por debajo de la línea de indigencia.

El concepto de Línea de Indigencia, explican desde el Gobierno, busca establecer si los hogares cuentan con los ingresos necesarios para cubrir un conjunto de alimentos que permiten satisfacer un mínimo de necesidades energéticas y proteicas. Los hogares que no superan esa línea son considerados indigentes.

Según el informe anual, del 100% de 425.800 hogares, al mes de octubre de 2021 estaban por debajo de la línea de pobreza 126.463.

Dentro de ese conjunto, 14.903 hogares se encuentran bajo la línea de indigencia.

En tanto, cuando hablamos de Línea de Pobreza, el informe refiere a si los hogares, a través de sus ingresos, tienen capacidad o no de satisfacer un conjunto de necesidades alimentarias y no alimentarias consideradas esenciales mediante la compra de bienes y servicios.

Comparando los números del año pasado con el 2020, que fue el de mayor incidencia de la pandemia, la pobreza en zonas urbanas bajó un punto, de 42,4% a 41,1%; aunque la indigencia se acrecentó de 4,8% a 5,4%.

En el Gran Mendoza la baja fue del 43% al 38,4%; mientras que la indigencia también tuvo un alza del 4,4% al 4,7%.

 

Fuente: Diario UNO