Ingresar

Monday, 5 De December De 2022

Escuchar:
FM Pehuenche
Noticias

OSEP, sobre el día Mundial del Accidente Cerebrovascular

28 de Octubre - El Accidente Cerebrovascular -ACV- es la principal causa de discapacidad en mundo y la tercer causa de mortalidad. Respecto, a nuestro país se estima que ocurren 130.000 casos aproximadamente.

El 29 de octubre, es el Día Mundial del Accidente Cerebrovascular y desde el Servicio de Neurología del Hospital El Carmen de OSEP, anualmente, se generan capacitaciones o charlas de formación dirigidas a la población o al personal de la Salud.

Este 2022, la Jornada de Capacitación se direcciona al personal de atención inicial del paciente, es decir, a los profesionales de los Servicios de Emergencia y Guardia con la finalidad del transmitir conocimiento sobre las formas de trabajar. La idea es acelerar los procesos para que estos pacientes no sufran demoras en la recepción de la atención médica para que rápidamente les realicen una tomografía y sean atendidos por un neurólogo que realice un diagnóstico preciso para su tratamiento.

Las capacitaciones o entrenamientos continuos mediante jornadas y charlas para el personal médico y no médico han demostrado, significativamente, la reducción de las secuelas porque mejoran el tratamiento que recibe el paciente, es decir, una atención médica en tiempo y forma. Todo esto mejora visiblemente la sobrevida de las personas.

 

Iniciativa Angels

La Jornada de Capacitación de ACV es auspiciada por Angels, una institución a nivel mundial que busca generar capacitaciones en hospitales de todo el mundo que ayuden a convertirlos en Centros de Atención Integrales del ACV. Es decir, generar formación

académica, charlas, jornadas que permitan dar a conocer a todo el personal de salud, cuáles son los síntomas, cuál es la urgencia en la atención para evitar que el paciente al llegar al hospital sufran demoras innecesarias y reciba el tratamiento adecuado para su patología.

Por una Argentina libre de ACV

Las actividades culminarán, este sábado 29 de octubre, con la 4º Caminata “Por una Argentina Libre de ACV”. El evento será en el Rosedal del Parque General San Martín, a las 10 horas. También habrá clases de gimnasia y stands saludables.

Para saber más

Tipos de Accidente Cerebrovascular

El ACV se divide en dos grandes grupos: el isquémico y el hemorrágico. En todos los casos su pronóstico, evolución, sobrevida y secuelas dependen directamente del tiempo en que recibe atención el paciente y de los tratamientos que puede recibir.

El ACV isquémico se produce por la obstrucción de un vaso sanguíneo, a nivel cerebral, lo que provoca un infarto cerebral.  Y en el caso, del hemorrágico, se origina por una ruptura en una arteria o vaso, en el área cerebral, generando una hemorragia en esta zona.

Siempre hay que tener presente que la ventana terapéutica del ACV isquémico es de 4 horas y media desde que el paciente empieza con síntomas. Esto es fundamental porque si contamos el tiempo desde la aparición de los síntomas y traslado de la persona, muchas veces cuando llegan a la consulta quedan pocos minutos para diagnosticar e internar en la Unidad Crítica para desobstruir la arteria afectada por medio de un fármaco que se coloca de forma endovenosa y tratar de disolver el coágulo que está produciendo la enfermedad.

En el caso del ACV Hemorrágico se confirma mediante una tomografía y se evalúa la necesidad de trasladar al paciente a Unidad Crítica para controlar y descender la presión arterial y evaluar si necesita una intervención neuroquirúrgica.

No descartar estas señales

Una persona debe consultar en un hospital o servicio de emergencia ante la aparición de todos o alguno de los siguientes síntomas:

  • Cefalea o dolor de cabeza intenso, súbito, nuevo
  • Trastorno del habla súbito, agudo, repentino. Que la persona no pueda emitir las palabras o las pronuncie de forma incorrecta. No se le entienda al hablar.
  • Presente una desviación de la comisura del labio o de la cara
  • No pueda movilizar de forma correcta un brazo o sostenerlo en el aire
  • Mostrar torpeza o pérdida de fuerza en alguna de las piernas
  • Trastorno del equilibrio de forma súbita, es decir, que no se pueda mantener sentado o de pie
  • Impedimento en la marcha
  • Cuadro vertiginoso agudo, es decir, que sienta que le dan vuelta las cosas

Los síntomas en el ACV se dan de forma súbita, de un momento para el otro y pueden corresponder a cualquiera de los dos tipos por lo que se debe concurrir rápidamente a la consulta para que puedan evaluar el caso, realizar una tomografía cerebral que permita identificar cualquiera de los dos cuadros y en base a los resultados instaurar la terapéutica adecuada.