Ingresar

Lunes, 14 De Octubre De 2019

Escuchar:
FM Pehuenche
Deportes

Julieta Cruz, viviendo un sueño

26 de Septiembre - El fútbol femenino está viviendo un momento histórico en nuestro País, y Julieta es parte de ese cambio de paradigma que se está gestando

A sus 22 años Julieta sabe de pelear grandes batalla, a los 16 años viajó a Buenos Aires para cumplir su sueño de jugar en algún club grande del País, fue así que llegó a River (a pesar que los colores de su corazón son Azul y Oro). En el Millonario disputó varios partidos hasta que en un encuentro con Puerto Nuevo sus pulsaciones subieron a 210 en estado de reposo a causa de una vena que se descabezó producto del esfuerzo realizado por la joven. Lógicamente las alarmas se encendieron y Julieta tuvo que ser operada, el costo de la intervención tuvo que ser afrontada por sus padres que con mucho esfuerzo consiguieron los fondos. Además Juli perdió la chance de ser convocada a la Selección Sub 20 y su carrera casi se termina con ese incidente. Pero la alvearense no se dio por vencida y continuó con la mira puesta en lograr su sueño de jugar en la primera división. Afortunadamente un tiempo después fue convocada por Boca Jrs, el club de sus amores, donde actualmente se ha transformado en una de las referentes.

Con estos inicios Julieta es una de las tantas futbolistas que actualmente están haciendo historia en nuestro País ya que los simpatizantes, marcas y canales de televisión han posado sus ojos en el fútbol femenino, lo que ha llevado a los clubes a ofrecer contratos lo que supone una profesionalización de este deporte que cuenta con grandes exponentes. En este marco, a fines de septiembre se jugó el primer Superclásico de la era profesional,  aunque Juli no pudo ser parte del once titular por una lesión muscular, lo vivió con mucha emoción: “No hay nada mejor que jugar un clásico y ganarlo, sobre todo de la manera en la que se triunfó porque no solo se ganó sino que jugó bien, que es lo importante” remarca la futbolista que celebró la goleada por 5 a 0 del Xeneize sobre su histórico rival. En cuanto a su experiencia en River, la alvearense dijo que ya quedó en el pasado y prefiere centrarse en el presente.

Haber firmado un contrato es un paso histórico para las jugadoras de fútbol, esto es un gran orgullo que tiene muchos beneficios pero también muchas responsabilidades: “Cambia todo, estamos muy contentas y cómodas, el club nos brinda todo lo que necesitamos. Antes dependía mucho de cómo se lo tomara cada una, pero ahora tenemos que entrenar con mayor responsabilidad pero lo más importante es que Boca nos apoya y nos provee de todo lo que necesitamos” dijo Cruz. Un hito importante para que esto fuera posible, fue la atención que tomó el Mundial de Fútbol Femenino que ayudó a visibilizar ante todos los hinchas de fútbol lo que se hacía en el ámbito femenino y las condiciones amateur en las que jugaban.